Trabalenguas para niños cortos y difíciles

Los trabalenguas son muy divertidos y son una gran idea para que los mas pequeños y los adultos pasen un momento muy especial juntos. Los trabalenguas divertidos para niños han existido desde hace muchos de años, y no solo son divertidos, sino que ayudan a hablar mejor y a impulsar el repertorio de palabras emocionantes y divertidas que puedes usar al hablar. Hoy en este blog te queremos dejar una selección de trabalenguas geniales para niños cortos y difíciles, para que puedas elegir los que quieras y puedas compartirlos con los mas pequeños. Disfruta de ellos y elige los que mas te gusten.

Trabalenguas cortos para niños

Los trabalenguas son geniales y hoy en esta oportunidad te queremos dejar una selección de los mejores que pueden existir para que puedas divertirte junto a tus niños en cualquier ocasión. Es una buena idea que recites un trabalenguas junto a tu niño y así puedas multiplicar la diversión. Aquí te dejamos algunos trabalenguas cortos para niños geniales que podrás repetir cuando lo desees.

La cara del loro

se aclara con cloro,

claro, con cloro

se aclara la cara del loro.

 

El hipopótamo Hipo tiene hipo,

¿Quién le quita el hipo al hipopótamo Hipo?

Pepe pica a papá con un pico que no pica.

 

R, con r guitarra;

r con r barril;

qué rápido ruedan las ruedas

del ferrocarril.

El amor es una locura,

que sólo la cura el cura,

y cuando el cura lo cura,

comete una gran locura.

 

Poquito a poquito,

Paquito empaca copitos

en pocos paquetes.

¿Cómo quieres que te quiera,

si el que quiero que me quiera,

no me quiere como quiero que me quiera?

 

A Cuesta le cuesta

subir la cuesta,

y en medio de la cuesta,

¡va y se acuesta!

Cada vez que me baño me hace daño,

por eso me baño una vez al año.

 

Tres tristes tigres

comen trigo en un trigal,

un tigre, dos tigres, tres tigres.

Yo compro poco coco,

porque como poco coco,

como poco como,

poco coco compro.

Para pin pon pam

para piro pili pin coro pin.

 

Pacha plancha

con cuatro planchas.

Poquito a poquito,

Paquito empaqueta

poquitas copitas

en ese paquete.

Trabalenguas difíciles para niños

Si quieres encontrar trabalenguas difíciles para niños, aquí te vamos a mostrar algunos ejemplos geniales y muy divertidos de ellos. Con estos trabalenguas podrás pasar un momento de diversión junto a tus pequeños y podrás practicar vocabulario con ellos. Disfruta de eta selección que hicimos para ti y elige los que quieras para repetirlos y repetirlos hasta que te salgan perfectos.

La sucesión sucesiva de sucesos

sucede sucesivamente con la sucesión del tiempo.

 

Si el caracol tuviera cara como tiene el caracol,

fuera cara, fuera col, fuera caracol con cara.

Lado, ledo, lido, lodo, ludo,

decirlo al revés lo dudo.

Ludo, lodo, lido, ledo, lado,

¡Qué trabajo me ha costado!

 

A Cuesta le cuesta subir la cuesta,

y en medio de la cuesta,

¡Cuesta va y se acuesta!

Si Sara se casa con la casaca que saca Paca,

ni se casa Sara, ni saca la casaca Paca de la saca.

 

El perro perra encontró pera,

pero perro perra peras no come,

en cambio perra perro peros

no encontró para comerse

la pera que perro perra dejó.

En la ciudad de Pamplona hay una plaza.

En la plaza hay una esquina.

En la esquina hay una casa.

En la casa hay una pieza.

En la pieza hay una cama.

En la cama hay una estera.

En la estera hay una barra.

En la barra hay una lora.

Luego la lora a la barra, la barra a la estera, la estera a la cama, la cama a la pieza, la pieza a la casa, la casa a la esquina, la esquina a la plaza, la plaza a la ciudad de Pamplona.

 

Se sienta el que tiene sesenta,

se sienta el que se encuentra cansado.

Si sientes que tienes sesenta,

el asiento te has ganado.

¡Durazno, desduranízate!

Y el durazno se desduranizató.

 

Salas sala su salsa con sal de Sales.

Si salas la salsa de Salas,

Salas saldrá salado.

Si cien sierras

sierran cien cipreses

seiscientas sierras

sierran seiscientos cipreses.

 

Donde digo digo, no digo digo, digo Diego;

donde Diego Diego, no digo Diego, digo digo.

De balas habla Alba,

de balas Alba habló,

si de balas no habla Alba,

de balas y de Alba hablo yo.

Cuando cuentes cuentos

cuenta cuantos cuentos cuentas,

porque si no cuentas

cuantos cuentos cuentas

nunca sabrás cuántos cuentos sabes contar.

 

Compré pocas copas,

pocas copas compré,

como compré pocas copas,

pocas copas pagaré.

Me han dicho un dicho,

que dicen que he dicho yo.

Ese dicho está mal dicho,

pues si yo lo hubiera dicho,

estaría mejor dicho,

que ese dicho que dicen

que algún día dije yo.

 

Si tu gusto no gusta del gusto

que gusta mi gusto,

qué disgusto se lleva mi gusto

al saber que tu gusto

no gusta del gusto que gusta mi gusto.

Pepe pide pipas y

Pepe pide papas.

Pudo Pepe pelar pipas,

pero no pudo

Pepe pelar papas.

Porque las papas de Pepe

no eran papas, eran pepinos.

¡Pepe metió la pata!

 

Hugo tuvo un tubo,

pero el tubo que tuvo se le rompió.

Para recuperar el tubo que tuvo,

tuvo que comprar un tubo

igual al tubo que tuvo.

Mariana Magaña

desenmarañará mañana

la maraña que enmaraña

Mariana Magaña.

 

Enfrente de Fuensanta

hay una fuente de frente.

Fuensanta frunce la frente,

frente a la fuente

que está enfrente de frente.

Chiqui era una chica chiquitita,

chiquitita era la chaqueta de Chiqui.

Porque si Chiqui tenía una chica chaqueta,

chiquitita sería la chaqueta de chiqui.

 

Parra tenía una perra.

Guerra tenía una parra.

La perra de Parra subió a la parra de Guerra.

Guerra pegó con la porra a la perra de Parra.

Y Parra le dijo a Guerra:

-¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra?

Y Guerra le contestó:

-Si la perra de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra,

Guerra no hubiese pegado con la porra a la perra de Parra

¿Qué son los trabalenguas para niños?

Los trabalenguas son frases que tienen palabras similares en una secuencia repetitiva. Ayudan al desarrollo del lenguaje, aumentan el vocabulario y son muy divertidos cuando se recitan juntos en un grupo. Los trabalenguas son útiles para los mas pequeños, ya que los niños comienzan a desarrollar el habla y la dicción a una edad temprana, y los trabalenguas pueden ayudarlos a estirar los músculos necesarios para el habla. Esto les ayuda a desarrollar una pronunciación clara y patrones de habla.

Un trabalenguas es una secuencia específica de palabras cuya pronunciación rápida y repetida es difícil incluso para hablantes nativos. A menudo, estas son palabras similares que se suceden pero difieren en ciertas sílabas. Las aliteraciones también son frecuentes. Además, algunas lenguas son difíciles debido a su composición de palabras inusual y, por lo tanto, requieren un alto nivel de concentración. Algunos trabalenguas están hechos para divertirse, pero por otro lado, oradores profesionales como actores, políticos y presentadores de televisión o radio los usan como ejercicios de articulación.

No olvides dejar tu comentario acerca de las frases maravillosas que te regalamos en este blog…

Loading Facebook Comments ...